Una de las etapas más importantes en el desarrollo de un medicamento es el estudio de su forma de administración. Una adecuada administración tiene efectos directos sobre la eficacia del medicamento, ya que influye en factores como la farmacocinética, la farmacodinamia, la seguridad, la inmunogenicidad y el biorreconocimiento del fármaco, entre otros. Por otro lado, la investigación en este campo permite minimizar factores como la degradación del principio activo, prevenir efectos secundarios o aumentar la biodisponibilidad de éste en el organismo.

ROVI ha desarrollado una línea de investigación puntera en el campo de la liberación prolongada o sistemas depot (preparación inyectable, generalmente subcutánea o intramuscular, de un agente farmacológico que libera un compuesto activo de una manera constante sobre un largo período de tiempo), y ha patentado una plataforma tecnológica para la liberación de fármacos que se basa en la formación in situ de matrices biodegradables tras la administración de un transportador líquido.



Sistemas de liberación prolongada que se forman in situ (ISM®)

Los sistemas de liberación que se forman in situ, ISM®, han emergido como una posibilidad muy atractiva para la liberación prolongada de macromoléculas bioactivas.

En los últimos años, el rápido desarrollo de la plataforma tecnológica ISM® ha permitido que las formulaciones depot sean una historia verdadera. La tecnología ISM® se basa en una matriz polimérica sólida y estable que contiene un principio activo. El producto se reconstituye en un fluido inyectable que precipita in situ (dentro del cuerpo) después de la inyección, dando lugar a la formación de implantes sólidos o semisólidos por difusión del solvente a través de los fluidos corporales.

La tecnología ISM® está pensada para superar la mayor parte de los inconvenientes que presentan actualmente las formulaciones orales y parenterales de liberación prolongada, combinando las ventajas que proporcionan las micropartículas preformadas y los implantes. Nuestra tecnología permite la liberación sostenida de compuestos administrados por vía parenteral y presenta las ventajas de reducir la variabilidad, mejorar la estabilidad, agilizar la reconstitución, facilitar la inyección y minimizar el número de dosis necesarias. En consecuencia, de mejorar el cumplimiento terapéutico y aumentar la comodidad del paciente.

Respecto a otros productos existentes en el mercado, la tecnología ISM presenta importantes ventajas:

  • Facilidad de administración, menos dolorosa
  • Cinéticas más reproducibles
  • Mayor control en la liberación inicial del fármaco y mayor reproducibilidad en los perfiles de liberación
  • Alta eficacia de encapsulación
  • Alto rendimiento de proceso
  • Mejora en la estabilidad del principio activo.

Esta línea de investigación responde al deseo de ROVI de desarrollar nuevos sistemas de liberación controlada y nuevos productos farmacéuticos para la administración periódica de fármacos sujetos a administración diaria en tratamientos crónicos y prolongados, que permitan un mejor cumplimiento y mayor calidad de vida del paciente. De esta manera, para ROVI se abre la posibilidad de introducirse y competir en nuevas áreas terapéuticas. En la actualidad y en base al potencial industrial, comercial e interés sanitario se están desarrollando sistemas de liberación sostenida dentro del área de psiquiatría y oncología.

En septiembre de 2010 se inició la etapa experimental del primer estudio de fase I en voluntarios sanos con Risperidona-ISM®, el primer candidato para esta plataforma tecnológica de administración de fármacos, cuyos resultados exitosos se comunicaron en julio de 2011. Este primer estudio tenía como objetivo principal evaluar la farmacocinética y la tolerabilidad de una administración única por vía intramuscular de risperidona en formulación ISM®. Dicho estudio sirvió, no sólo para confirmar el perfil farmacocinético de la formulación depot de administración mensual de risperidona, sino que también supuso una prueba de concepto para validar la tecnológica ISM® como plataforma base para futuros desarrollos.

Siguiendo la senda de este primer desarrollo, se encuentra ya en fase pre-clínica avanzada una formulación trimestral de un inhibidor de la aromatasa, letrozol, cuyo uso está bien establecido para el tratamiento del cáncer de mama hormono-dependiente.

Paralelamente a este desarrollo, durante 2012 ROVI acometió importantes inversiones para construir en Madrid una planta de fabricación de medicamentos con la tecnología ISM®. Esta planta está dotada de una maquinaria totalmente innovadora y única en su clase para el llenado de compuestos sólidos en jeringa bajo normas de Buenas Prácticas de Fabricación. Gracias a estas nuevas instalaciones, ROVI está en disposición de suministrar con calidad y agilidad la medicación necesaria para realizar los ensayos clínicos que se llevan a cabo en la actualidad, y para llevar a cabo la producción industrial de los lotes para comercialización.

En la actualidad ROVI está construyendo una nueva planta que permitirá fabricar nuevos productos con la tecnología ISM® para principios activos de alta potencia, como es el caso de letrozol. Tras haber finalizado los estudios no clínicos regulatorios para Letrozol ISM®, dicho producto entrará en fase de desarrollo clínico. Esta nueva planta de fabricación producirá la medicación para el primer ensayo clínico en humanos con letrozol ISM®, que se espera comenzar en 2016.